viernes, 25 de junio de 2010

Enfermedades de la vid y parra



1. Oidio en la Vid (Uncinula necator)
2. Mildiu de la vid (Plasmopara viticola)
3. Podredumbre gris de las uvas (Botrytis cinerea)
4. Yesca (Stereum necator)
5. Eutipiosis o Eutipia (Eutypa lata)
6. Podredumbre blanca de las raíces (Armillaria mellea y Rosellinia necatrix)
7. Negrilla
8. Tumores o Agallas del cuello (Agrobacterium tumefaciens)
9. Virosis de la vid


1. Oidio en la Vid
(Uncinula necator)
Oidio en la vid

El hongo se desarrolla sobre hojas, brotes y frutos, apreciándose en ellos las típicas manchas harinosas blancas. Los daños más importantes son los causados a los frutos.

Requiere alta humedad para infectar, pero no agua líquida. Primavera es ideal para ello. La borra puede cubrir hojas, racimos o ramas y provoca deformaciones, abarquillamiento de hojas y rajado de uvas.
El inóculo llega por el viento y penetra por los estomas de la hojas. Puede producir daños importantes en granos pequeños (guisante).

Al ser esta enfermedad de desarrollo externo, se puede combatir una vez que aparece (el Mildiu sólo puede prevenirse).

En aquellos sitios donde la enfermedad no sea crónica, se puede esperar hasta que veamos los primeros síntomas y tratar con azufre (en pulverización o espolvoreo).
El producto más utilizado es Azufre, el histórico preventivo y de control en las primeras fases de desarrollo de la enfermedad. Es barato y además frena a los ácaros. Dinocap se usa mucho menos eficaz.

No tratar con Azufre con temperaturas superiores a los 32ºC puesto que se pueden producir quemaduras en las hojas. Aplicar el azufre a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde, para evitar quemaduras que pueden darse con temperaturas altas.
Como norma general, habrá de tenerse en cuenta que el azufrado se hará después del tratamiento con Caldo bordelés (sulfatado) y no antes, para evitar quemaduras. Debe hacerse en espolvoreo.

Se pueden utilizar otros productos sistémicos como penconazol, fenarimol, triforina y muchos más; o aplicarlos en zonas endémicas, donde es previsible la presencia del hongo.


2. Mildiu de la vid
(Plasmopara viticola)

Síntomas en el haz y síntomas en el envés de Plasmopara viticola
Ataca sobre todo a hojas.

En primavera aparece la típica mancha aceitosa en el haz de la hoja, verde apagado amarillenta y por el envés, coincidiendo con ella, una borra algodonosa. Las hojas terminan secándose.

En otoño, en hojas envejecidas puede aparecer síntomas de mosaico.
En racimos puede aparecer borra o micelio algodonoso en granos pequeños y podredumbre seca en racimos más desarrollados en algunas uvas (la piel se arruga y se pone marrón).

El inóculo permanece en hojas caídas en otoño y se activa en primavera. La enfermedad se transmite por salpiqueo de lluvia y penetra por los estomas de las hojas.


Lo importante es realizar el tratamiento en la época adecuada. Cuidado con los calendarios que pueden hacer totalmente ineficaces los tratamientos.
El hongo necesita humedad y temperatura entre 15 y 25ºC para su desarrollo, por lo que las lluvias, nieblas o rocíos seguidos por días calurosos son las condiciones óptimas. Realiza tratamientos cuando las condiciones climáticas del año, sobre todo en los momentos más susceptibles al ataque del hongo, que son:

1- Cuando los racimos se hacen visibles, teniendo la mayoría de los brotes una longitud de 5 a 10 centímetros.
2- Al comienzo de la floración.
3- Cuando los granos tienen el tamaño de un guisante (también ataca a fruto).

Al inicio de la brotación primaveral usar tratamiento preventivo. Cobre solo o con Dictiocarbamatos. Se dan hasta 6-8 tratamientos contra Mildiu, sobre todo en primavera.

Pulverizaciones preventivas con Caldo bordelés, oxicloruro de cobre o dictiocarbamatos (captan, zineb, mancozeb, etc.).

Se pueden dar 3-4 tratamientos preventivos con Cobre y cuando haya condiciones favorables se pasa a otros productos:

- Penetrantes: máximo 24 horas después de producirse las condiciones favorables, por ejemplo, la lluvia. Cimoxanilo, Clortalonil y otros.

- Sistémicos: entre las 24 y 72 de producirse la lluvia, máximo 72 horas (2 días) después de producirse las condiciones ideales. Metalaxil, Fosetil-Al.


3. Botritis o Podredumbre gris de las uvas
(Botrytis cinerea)
Botrytis: uvas podridas por botritis

Ataca fundamentalmente a racimos próximos a la maduración. Los granos quedan recubiertos con un micelio del hongo, de color grisáceo y se secan. Se propaga la enfermedad por contacto. También ataca hongos saprofitos tipo Penicillium, que tienen un micelio verde azulado.

Las condiciones óptimas para su desarrollo son 25ºC y 75% de humedad.
El hongo Botritis para infectar necesita heridas en la uva. Estas heridas las pueden producir plagas como la Polilla del racimo, granizo o lluvias muy fuertes.
El síntoma es una borra (micelio del hongo) muy abundante en las uvas de color gris oscuro y se pudren. Se va corriendo por el racimo con facilidad.
El inóculo se conserva en las ramas y se activa con 18ºC y bastante humedad.

La lucha no es fácil porque es un hongo interno.

Indirectamente controlando la Polilla del racimo.

Benzimidazoles o específicos para Botrytis como Procimidona o Vinclozolina.
En zonas endémicas (en la Península no son frecuentes) cabría realizar tratamientos preventivos a base de Benomilo, Carbendazima, Clortalonil, Vinclozolina, Folpet, etc.


4. Yesca
(Stereum necator)
Yesca

Es una enfermedad fúngica caracterizada por la desecación repentina, en pleno verano, de cepas que unos días antes tenían una vegetación exuberante (un brazo que se seca o toda la cepa).
Se presenta en cepas viejas y en las que han sufrido grandes cortes de poda.
Tratamientos difíciles.

5. Eutipiosis o Eutipia
(Eutypa lata)
Eutipiosis o Eutipia

Hongo de reciente aparición que está causando importantes daños.
Ataca todos los órganos verdes de la vid. Las hojas son más pequeñas y deformadas, cloróticas y con necrosis en los bordes.

Decaimiento de los brotes, con brotaciones raquíticas y tallos débiles con entrenudos cortos.

Corrimiento de los racimos que pueden incluso abortarse.

En los pulgares o brazos de la cepa se observan lesiones negruzcas con necrosis de las zonas atacadas.

El tratamiento, de tipo preventivo, consistirán en la poda y quema posterior de todos los sarmientos y brazos atacados, al igual que todas las cepas muertas. Pintar las heridas de poda con una brocha aplicando Carbendazima en pasta, Metil tiofanato o Triadimefon en pasta.


6. Podredumbre blanca de las raíces
(Armillaria mellea y Rosellinia necatrix)
Armillaria. Setas en el cuello.

Son hongos muy polífagos. Puede afectar todos los frutales, cítricos, olivo, vid, algarrobos y también árboles forestales (pinos, chopos, etc.) y ornamentales.
Las raíces se pudren y sobre su corteza se observa un micelio blancuzco que más tarde se vuelve parduzco y casi negro.
Acarrea la muerte del árbol y de todos los que se planten en su lugar.
La identificación es complicada, ya que los síntomas que producen (clorosis general, debilitamiento) se pueden confundir con otros problemas de raíces como vertido de detergentes, combustibles, aceites, productos fitosanitarios, daños por obras, compactación del suelo, sequía, escolítidos, nematodos, etc..

El hongo Armillaria mellea suele atacar a árboles débiles o decrépitos. Se empieza a marchitar como si faltara agua y finalmente se secan del todo. Raíces y cuello podridos. En los pies muertos, donde la infección es muy antigua (varios años), aparecen durante el otoño setas del hongol.


Cuando se ha comprobado la existencia de la enfermedad conviene arrancar los árboles afectados. Se transmite fácilmente a los contiguos a través de las raíces.
Lo mejor es prevenir:

Mantener los árboles fuertes y bien cuidados.

Favorecer el drenaje que evite los encharcamientos.
Regar poco en suelos arcillosos y compactos (especialmente con Césped, peligro).
Eliminar del suelo tocones, raíces y otros restos de los árboles muertos.
Dejar el suelo varios años sin plantar para que vayan muriendo. El terreno debe dejarse aireado todo lo posible y utilizar un producto desinfectante, aunque esto no es totalmente eficaz, ya que el hongo puede formar esclerocios resistentes varios años. Sacar todas las raíces posibles y no replantar porque morirían a los 2 ó 3 años.


7. Negrilla

Pulgones, Cochinillas y Moscas blancas excretan una sustancia azucarada sobre la que se asienta este hongo llamado comúnmente Negrilla o Mangla.
Se observa como un polvo negro seco en hojas y frutos. Deprecia los frutos y afecta al vigor de la planta.
Por ejemplo, en olivo, va junto a la Cochinilla del olivo (Saissetia oleae).
Normalmente no se trata directamente. Si se eliminan los insectos anteriores y no aparecerá.
Se podrían usar caldos cúpricos y más especifícamente, zineb, pero no se suelen usar.

8. Tumores o Agallas del cuello
(Agrobacterium tumefaciens)

Agrobacterium: tumores o agallas del cuello
El Tumor del cuello es una enfermedad provocada por la bacteria Agrobacterium tumefaciens.

La Agalla del cuello ataca a todos los frutales, vid, árboles ornamentales y forestales.

Ataca sobre toda a árboles muy jóvenes en vivero o en los primero años de plantación.
El síntomas son unas agallas o bultos en la zona del cuello (la parte que separa el tallo de las raíces) que impide la circulación de savia y por tanto, la planta muere a los 2-3 años.Precisa una herida para entrar y es, por ejemplo, en vivero, al hacer los injertos donde se producen infecciones.

CONTROL
- Lo único eficaz es prevenir.
- Elegir plantas sanas en vivero.
- Mantener los árboles sanos y fuertes.
- Que no se produzcan heridas por donde puedan entrar las bacterias (poda, rotura de ramas, grietas por el frío, por insectos, etc.).
- Destruir las plantas muy afectadas.
- El tratamiento con productos bactericidas es poco eficaz. Se recurre a él en casos especiales.
- En vivero, para protegerlos, se sumergen los plantones en el K-84, una cepa de Agrobacterium que lo combate (lucha biológica).

9. Virosis (virus)
Todas las plantas pueden sufrir infecciones de virus.
Síntomas de virosis
Los síntomas de virosis son muy diversos y difíciles de diagnosticar, ya que se confunden con otras patologías y trastornos como desórdenes nutricionales, daños por insectos, bacterias y hongos. La determinación precisa es de laboratorio.

CONTROL
- Las virosis en vegetales no se pueden curar, por tanto, sólo se puede prevenir.
- Compra plantas libres de virus. Por ejemplo, en cítricos es necesario que lleven una etiqueta identificativa de que es planta producida libre de virus.
- Limpia y desinfecta después de podar las herramientas de corte.
- Controla insectos vectores mediante tratamientos. Pulgones, Mosca blanca y Trips suelen ser los principales transmisores de los virus de una planta a otra.
- No cojas esquejes o injertos de plantas enfermas porque presentarán la enfermedad.
- Elimina las plantas enfermas y sospechosas incinerándolas.
Virosis de la vid
Diversas virosis, por ejemplo, la del Entrenudo corto.
Lo típico de las virosis es que los síntomas aparecen súbitamente en cepas hasta entonces totalmente sanas, pudiendo desaparecer también de forma rápida y brusca.
Plagas de la vid

1. Cochinillas 2. Pulgones 3. Trips 4. Araña roja (Tetranychus urticae)5. Nematodos (Meloidogyne, Heterodera, Ditylenchus...)6. Pájaros7. Avispas8. Polilla del racimo (Lobesia botrana)9. Erinosis de la vid (Colomerus viti, Eriophyes vitis)10. Filoxera (Phylloxera vastatrix)11. Coquillo o Altica (Haltica ampelophaga)12. Cigarrero de la vid (Byctiscus betulae)13. Piral de la vid (Sparganothis pilleriana)14. Melazo

Enfermedades de la vid1. Oidio en la Vid (Uncinula necator)2. Mildiu de la vid (Plasmopara viticola)3. Podredumbre gris de las uvas (Botrytis cinerea)4. Yesca (Stereum necator)5. Eutipiosis o Eutipia (Eutypa lata)6. Podredumbre blanca de las raíces (Armillaria mellea y Rosellinia necatrix)7. Negrilla 8. Tumores o Agallas del cuello (Agrobacterium tumefaciens)9. Virosis de la vid
Trastornos de la vid

1. Demasiado riego 2. Falta de riego 3. Calor, sequedad 4. Heladas5. Viento 6. Granizo 7. Envejecimiento natural 8. Juvenilidad9. Vecería o Alternancia10. Carencias de nutrientes en la vid11. Exceso de Nitrógeno 12. Exceso de estiércol 13. Suelo malo 14. Suelo salino 15. ¿Riegas con agua salina? 16. Daños en raíces por labrar 17. Tratamientos fitosanitarios mal realizados18. Poda incorrecta 19. 'Enfermedad del suelo'20. Otros trastornos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada